jueves, 25 de septiembre de 2008

Que descanse en Paz



Guillermo López saltó a la fama tras señalar que era hijo del presidente de la Canaca (Centrales de Abastos de la República Mexicana)

Irónicamente el alcohol lo hizo famoso y el alcohol lo mató, ya que Silvia Teresa Borbón, a bordo de su Neón Blanco, lo mató la madrugada del lunes al invadir la acera de Anillo Periférico Norte sobre la cual caminaba “Don Memo”. La mujer conducía con tercer grado de ebriedad.

En los pasillos del Mercado de Abastos de Guadalajara lo recuerdan como una persona alegre y dicharachera.

“Le echábamos carrilla porque era famoso; le pedíamos autógrafos y se enojaba, decía a mí no me gustan las cámaras y comenzaba a gritar”, explicó Verónica Martínez, empleada de una lonchería del mercado.


5 comentarios:

malhechecito dijo...

no mames compa, a poco ya se murio????? chales.
bye

LauRa Underthe Bridge dijo...

no mamars!!!!!!!!! el hijo del papáaaaaaaaaaaa!!!! diospadreredentor!

Angelitta!! dijo...

uyyy noo pero k es esoo.. vixtiamde su propio invento dirian por ahi....

* R e N a * dijo...

nunca vi ese video pero sí escuché hablar de él...pues qué pena, que en paz descanse el señor!

oscareque dijo...

Ah si no mamar, yo me acabo de enterar hoy apenas, que pinchi ironía de la vida que lo haya matado una borracha.

Tsss por ahí me tocó ver unas fotos que le tomaron después del accidente.
Nooo ni merga.

Frases que quedaran en nuestras memorias y algunas playeras.

Canacaaaaa.